Beneficios del aceite de árbol de té para el rostro

Los beneficios del aceite de árbol de té para la cara se han vuelto muy populares, principalmente debido a su impacto natural. En los últimos años se ha convertido en una de las alternativas naturales más efectivas para tratar diversas afecciones de la piel.
El aceite de árbol de té se usa mejor por vía tópica. Algunos de los usos son: blanquear la piel, tratar cicatrices, además, también estimula el crecimiento de las uñas y el cabello.
Es muy utilizado como repelente de mosquitos, enjuague bucal e incluso como desodorante.

Consejos para su aplicación

Es recomendable tomar las siguientes precauciones:
Nunca aplicar aceite de árbol de té directamente sobre la piel. Es conveniente diluirlo otros aceites como el aceite de almendras, el aceite de coco o el aceite de oliva.
Como regla general, debes verter doce gotas de aceite base por cada una o dos gotas de aceite de árbol de té.
Ten mucho cuidado al aplicar aceite de árbol de té alrededor de los ojos. La exposición directa de los ojos al aceite de árbol de té puede causar irritación y picazón.
Cada tipo de piel es diferente y el aceite de árbol de té es muy recomendado para la piel seca. Sin embargo, puedes hacer una prueba en una pequeña zona de la piel, antes de aplicar en todo el rostro.

Beneficios del aceite de árbol de té

La aplicación tópica en la cara puede ayudar a promover una piel sana y asegurar una mejor cicatrización. Estos son los beneficios del aceite de arbol de te para la cara.
Mejora la piel seca y el eccema
El aceite de árbol de té puede tener un efecto calmante sobre la piel seca. Puede jugar un papel esencial en la reducción de la picazón y la irritación.
Distintos estudios han demostrado que es mejor que el butirato de clobetasona y el óxido de zinc para tratar el eccema.
Recuerda usar aceite de árbol de té con un aceite base y aplicar la mezcla solo en las zonas afectadas.
Mejora la picazón en la piel
Si tienes una picazón excesiva en la piel, deberías considerar usar aceite de árbol de té ya que tiene propiedades antiinflamatorias, lo que puede ayudar en casos de molestias causadas por la picazón en la piel.
El aceite de árbol de té tiene propiedades calmantes que pueden curar rápidamente las infecciones causadas por la picazón en la piel.
Hay varios ungüentos de aceite de árbol de té disponibles en el mercado. Sin embargo, es importante mezclar unas gotas de aceite de árbol de té en la crema hidratante y el aceite base.
También puedes hacer una crema hidratante, tan solo debes mezclar unas gotas de aceite de árbol de té con un aceite base y aplicarlo en tu rostro. Si deseas quitar la picazón en la piel, debes considerar usar ungüento al menos unas cuantas veces al día.
Mejora la piel grasosa
El aceite de árbol de té puede desempeñar un papel esencial para superar la piel grasa. Contiene características antisépticas naturales que pueden ser beneficiosas a largo plazo. La aplicación de aceite de árbol de té en la piel durante 30 días puede afectar significativamente la eliminación del exceso de grasa.
Infecciones, cortes y heridas
Tiene propiedades antimicrobianas, esto lo convierte en uno de los mejores curadores de heridas. Según un estudio, el aceite de árbol de té puede ayudar a matar las bacterias que pueden causar estas heridas.
Puedes agregar una gota de aceite de árbol de té a tu crema de pomada. Asegúrate de aplicarlo todos los días antes de ir a dormir.
Acné
La naturaleza antiinflamatoria del aceite de árbol de té ayuda a calmar la piel con acné por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, también ayuda a tratar la hinchazón, el enrojecimiento e incluso la inflamación.
La aplicación regular de aceite de árbol de té también puede ayudar a reducir las cicatrices del acné, logrando así una piel suave y clara.
Es importante recordar que el aceite de árbol de té debe utilizarse siempre diluido.
Los innumerables beneficios del aceite de árbol de té lo han convertido en una de las opciones más populares, puede desempeñar un papel esencial en el tratamiento de los síntomas en unos pocos días. Sin embargo, la duración de la curación puede variar según las condiciones de cada caso particular.